CASOS CLÍNICOS

3 Jun 2008
Antecedente de herida punzante de tórax


 

Imágenes obtenidas por el Dr. Enrique Londoño Palacio, de Bogotá, Colombia, quien ha podido rescatar del médico de cabecera estos datos: Paciente que concurre para chequeo general. Tiene como antecedentes haber sufrido una herida punzante de tórax en el año 1986, donde fue sometido a rafia cardíaca por bajo gasto y taponamiento, habiendo sido reoperado en las primeras hors de evolución por retaponamiento.
Recupera conciencia a los 4 días. Su período de hospitalización total fue de 13 días. Al día siguiente del alta se reincorpora a sus actividades laborales las cuales desempeña en la actualidad como Contador público. Las imágenes fueron tomadas como parte de un chequeo general en 2006 y en la actualidad en 2008 se encuentra asintomático.

La vista de cuatro cámaras permite apreciar una solución de continuidad en el septum interventricular (flecha) angosta, de bordes y trayecto neto.
Las flechas indican los extremos derecho e izquierdo del trayecto, conformando una comunicación interventricular.
Se observa el borde neto de la comunicación. No hay dilatación de cavidades ni evidencias de sobrecarga volumétrica.
Se observa flujo sistólico turbulento de izquierda a derecha
Sin embargo, impresiona que el flujo se mantiene con baja velocidad durante la diástole
Se observa una regurgitación mitral con origen excéntrico.
El doppler continuo demuestra el flujo de la comunicación interventricular.
Flujo holosostólico de regurgitación mitral.
Regurgitación mitral de trayecto atípico, dirigida a la pared posterior de la aurícula izquierda.

Comentario:
Las heridas penetrantes de tórax con compromiso cardíaco son habitualmente fatales ya sea por exanguinación, taponamiento, lesión del sistema de conducción, de las válvulas o laceración de las arterias coronarias.
Los pacientes que sobreviven pueden presentar defectos residuales, predominando la comunicación interventricular y las comunicaciones aorta-aurícula derecha o aorta ventrículo derecho.
En este caso en particular, se presume un trayecto que penetrando la pared libre del VD (suturada en el acto quirúrgico), penetra el septum interventricular dejando una CIV filiforme y lacerando la válvula mitral en la cercanía de la comisura posteromedial, generando insuficiencia mitral excéntrica con jet tanto a la pared posterior como cercana a la base de la valva anterior.
La excelente evolución clínica durante un período tan prolongado avala la conducta conservadora oportunamente implementada.

OPINIONES

Muy lindo el caso, excelentes las imagenes. Yo tuve un caso de arma no blanca, un balazo en torax. El cirujano corrigio el derrame pleural y las emergencias pulmonares. Cuando se iba de alta encuentran en la placa de torax una masa intracardiaca compatible con proyectil de arma de fuego. No podian identificar donde, no teniamos doppler y la resonancia contraindicada. Busque una vista angulada subcostal y pude ver la bala en el septum interventricular. El paciente se fue de alta y continuo controles varios años sin sintomas. Se presentro en ateneos SAC. Saludos Enrique.

12 Jun 2008, 20:51 - Enrique - (ejagarcilazo@yahoo.com.ar)
  Dr. Víctor Daru - vdaru@ecosiac.org

ACCEDER

¿No es miembro?
Inscríbase gratuitamente